sin ciencia no hay futuro

3 indígenas amazónicos recorren Europa protestando contra represas faraónicas que destruyen la selva, las tierras y la vida

Publicado: 2011-02-24

Ruth Buendia Mestoquiari, indígena asháninka de Perú, Sheyla Juruna, indígena juruna del Xingú y Almir Surui de la tribu surui, han hecho un llamamiento para que tres polémicos proyectos de grandes represas en la Amazonia sean paralizados.

 

El grupo es apoyado por la organización Survival International y el Banco Nacional de Desarrollo Brasileño (BNDES).

Europa: indígenas de Perú y Brasil protestan contra proyectos de represas en la Amazonía

22 February 2011 http://www.actualidadambiental.pe/?p=9438

Con el objetivo de frenar la construcción de represas que amenazan con destruir las tierras y desplazar a miles de indígenas en la Amazonía, un grupo conformado por tres representantes de diferentes etnias de Perú y Brasil, viajó a Europa para protestar en contra de estos proyectos ideados por el Acuerdo Energético entre Perú y Brasil.

Dicho grupo, integrado por Ruth Buendía Mestoquiari (Asháninka de Perú), Sheyla Juruna y Almir Surui (provenientes de tribus brasileñas), buscan llamar la atención de las autoridades europeas para detener los proyectos hidroeléctricos de Pakitzapango (Perú), y el Complejo del Río Madeira y Belo Monte, estos últimos ubicados en Brasil.

La protesta de los indígenas amazónicos por el viejo continente incluye conferencias informativas, ruedas de prensa y manifestaciones en lugares públicos de Paris y Londres. El grupo es apoyado por la organización Survival International y el Banco Nacional de Desarrollo Brasileño (BNDES).

La delegación estará en París el viernes 25 y el sábado 26 de febrero. El 2 de marzo, se presentarán en Londres, donde la delegación se reunirá con miembros del Parlamento británico.

PROYECTOS DE GRAN IMPACTO

La represa para la hidroeléctrica de Pakitzapango, que en asháninka se refiere al lugar de nacimiento mitológico de las tribus amazónicas. Según informó Survival, a 165 m de altitud, las aguas inundarían casi 100 mil hectáreas de bosques y afectarían a más de 10 mil asháninkas del valle del río Ene. Estas personas perderían sus hogares, huertos y tierras bajo las aguas de la presa en cuestión de pocos años.

A la hidroeléctrica de Pakitzapango le seguirían otras como Inambari (2.000 MW), Sumabeni (1.074 MW), Urubamba (940 MW), Vizcatan (750 MW), Chuquipampa (800 MW), así como las correspondientes líneas de transmisión que serán integradas dentro del sistema brasileño.

Asimismo, el Complejo del río Madeira, se trata de un proyecto que incluye la construcción de cuatro presas hidroeléctricas, y que ya está siendo construida en la Amazonia occidental de Brasil. Esta construcción está provocando impactos negativos en los ecosistemas de la región y en las poblaciones locales, incluidos pueblos indígenas en aislamiento.

Los impactos del Complejo incluyen el desplazamiento definitivo de familias y comunidades, la potencial extinción de especies acuáticas migratorias, una mayor erosión de las riberas, la pérdida de acceso a los productos agrícolas y de extracción forestal.

Por otro lado, Belo Monte se convertiría en el tercer mayor proyecto hidroeléctrico en uno de los afluentes más grandes del Amazonas, el Xingú. La presa desviará la totalidad del curso del río a lo largo de casi 100 km, dejando a los pueblos indígenas y a otros habitantes de la zona sin pesca, agua limpia y transporte por el río, que son esenciales para su supervivencia.

La magnitud del proyecto supone que un área de más de 1 500 km cuadrados serían destruidos y provocarían el desplazamiento forzado de entre 20 mil y 40 mil personas, así como graves impactos sobre la tierra y el medio de vida de 800 indígenas y miles de familias ribereñas y urbanas.

-------------------------------------------------------------------------

Indígenas amazónicos recorren Europa para detener las presas que los destruirán 22 febrero

Indígenas amazónicos se han manifestado en contra de los proyectos de presas.

© Survival

Tres indígenas de Amazonia han comenzado un viaje alrededor de Europa para protestar contra los proyectos de presas que amenazan con destruir las tierras y las vidas de miles de indígenas.

Ruth Buendia Mestoquiari, una indígena asháninka de Perú, Sheyla Juruna, una indígena juruna de la región del Xingú y Almir Surui de la tribu surui, ambos de Brasil, han hecho un llamamiento para que tres polémicos proyectos de presas en la Amazonia sean paralizados.

Descargar las biografías de los delegados e información sobre las presas.

Varias empresas europeas están involucradas en la construcción de las presas, entre ellas las francesas GDF Suez y Alstom, la alemana Voiz y la austriaca Andritz.

La delegación estará en París el viernes 25 de febrero y el sábado 26. Ofrecerán una rueda de prensa en el Instituto de América Latina (Maison de l’Amérique Latine) el viernes a las siete de la tarde, tras su reunión con la senadora Marie-Christine Blandin. El sábado al mediodía participarán en una manifestación que tendrá lugar en la Plaza de los Derechos Humanos de París.

Cuándo: 26 de febrero, de 12:00 a 15:00 h.

Dónde: Plaza de los Derechos Humanos, Plaza del Trocadéro (75116), París. Metro Trocadéro (líneas 6 y 9).

La delegación indígena viajará después a Londres, donde participarán en una nueva manifestación el 2 de marzo, junto con simpatizantes de Survival, frente a la oficina del Banco Nacional de Desarrollo Brasileño (BNDES), que está financiando gran parte de las presas.

Cuándo: 2 de marzo, 09:00 a 10:00 h.

Dónde: BNDES, 1 Cornhill, Londres EC3V 3ND.

La delegación también se reunirá con miembros del Parlamento en las Cámaras del Parlamento en Londres.

El proyecto de presa de Pakitzapango en Perú amenaza con inundar una enorme área del valle del río Ene, hogar de miles de indígenas asháninka que perderán sus tierras y medios de vida.

Las presas del río Madeira en Brasil podrían atraer a muchísimos inmigrantes, así como deforestar la zona, donde viven varios pueblos indígenas, entre ellos varios pueblos indígenas no contactados , que dependen de la selva para sobrevivir. Cualquier contacto entre los indígenas no contactados y los foráneos podría ser mortal para los indígenas.

La megapresa de Belo Monte, que se proyecta construir en el río Xingú, sería la tercera presa más grande del mundo. De construirse, destruirá una enorme área de selva y diezmará los bancos de peces de los que los pueblos indígenas dependen. Hay informes sobre la existencia de pueblos indígenas aislados cerca del lugar de la presa.

La gira europea de la delegación está financiada por las ONG Amazon Watch, International Rivers y Rainforest Foundation UK.

Para más información, por favor contactar con:

Sophie Baillon, Survival (Francia),

Tel. + 33 (0)1 42 41 44 10

sb@survivalfrance.org

Miriam Ross, Survival (Reino Unido),

Tel. +44 (0)20 7687 8734

mr@survivalinternational.org

http://www.survival.es/noticias/7025

-----


Escrito por

malcolmallison

Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado ...alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE (DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL ... que a casi ning


Publicado en

malcolmallison

Just another Lamula.pe weblog